Science has delivered, will the WTO comply? (Spanish Version) Science has delivered, will the WTO comply? (Spanish Version)

Science has delivered, will the WTO comply? (Spanish Version)

Embajada de India

Panamá

Comunicado de Prensa

La ciencia ha cumplido, ¿Cumplirá la OMC?

Propuesta de exoneración del Acuerdo sobre los ADPIC por India, Sudáfrica y otros países miembros

(Por Brajendra Navnit, Embajador y Representante Permanente de laIndia ante la OMC)

          La propuesta realizada por India, Sudáfrica y otros ocho países insta a la Organización Mundial del Comercio (OMC) a exonerar a los países miembros de hacer cumplir algunas patentes y otros Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) en virtud del Acuerdo de la Organización sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio, conocido como ADPIC (o TRIPS, por sus siglas en Inglés), por un período de tiempo limitado. Esto es para asegurar que los DPI no restrinjan la rápida expansión de la fabricación de vacunas y tratamientos contra Covid-19. Si bien algunos miembros han expresado su preocupación por la propuesta, una gran parte de los miembros de la OMC apoya dicha propuesta. La misma también ha recibido el respaldo de varias organizaciones internacionales, agencias multilaterales y la sociedad civil global.

          Tiempos sin precedentes exigen medidas extraordinarias. Vimos esto en la eficacia de las cuarentenas y restricciones de movilidad durante un período limitado, así como una intervención de políticas para reducir la propagación de la pandemia. El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su edición de Perspectivas de la Economía Mundial de octubre de 2020 afirma "... sin embargo, el riesgo de tasas de crecimiento peores que las proyectadas sigue siendo considerable. Si el virus resurge, el progreso en los tratamientos y las vacunas será aún más lento de lo previsto, o el acceso de los países a ellas seguirá siendo desigual. La actividad económica podría ser menor de la esperada, con un distanciamiento social renovado y bloqueos más estrictos". La situación parece ser más sombría de lo previsto y ya hemos perdido el 7% de la producción económica en el escenario de referencia proyectado en el 2019. Esto se traduce en una pérdida de más de US$ 6 trillones de dólares del PIB mundial. Incluso una mejora del 1% en el PIB mundial con respecto al escenario de referencia agregaría más de US$ 800,000 millones en el producto mundial, y compensaría la pérdida, haciendo que el impacto fuera mucho menor gracias a la exoneración.

          Esta es una simple señal para garantizar el acceso oportuno y asequible a vacunas y tratamientos. Funcionará como una gran motivación para la reactivación de la oferta y demanda en la economía, y con la aparición de vacunas exitosas, se visualiza una esperanza en el horizonte. Pero, ¿cómo las vacunas se harán accesibles y asequibles para la población mundial? La pregunta fundamental es si habrán suficientes vacunas contra Covid-19 para todos los habitantes del mundo. Tal como están las cosas, incluso los escenarios más optimistas actualmente no pueden asegurar el acceso a las vacunas y terapias de Covid-19 para la mayoría de la población tanto en países ricos como pobres para el final de 2021. Todos los miembros de la OMC están de acuerdo en que hay una necesidad urgente de ampliar la capacidad de fabricación de vacunas y terapias para satisfacer las necesidades globales masivas. La Propuesta de Exoneración de los ADPIC busca satisfacer esta necesidad al asegurar que las barreras de propiedad intelectual no obstaculicen los esfuerzos de fabricación.

Por qué las flexibilidades existentes en el marco del Acuerdo sobre los ADPIC no son suficientes

          Las flexibilidades existentes en el marco del Acuerdo sobre los ADPIC no son adecuadas ya que no se diseñaron teniendo en cuenta las pandemias. Las licencias obligatorias se emiten país por país, caso por caso y producto por producto, en donde cada jurisdicción con su régimen de propiedad intelectual tendría que emitir licencias obligatorias por separado, lo que prácticamente hace que la colaboración entre países sea extremadamente costosa. Si bien exhortamos el uso de las capacidades de los ADPIC, las mismas requieren mucho tiempo y son complicadas de implementar. Por lo tanto, ellas solas, por su cuenta, no pueden garantizar el acceso oportuno a vacunas y tratamientos asequibles. Del mismo modo, no hemos visto un progreso muy alentador en el Grupo de Acceso a la Tecnología Covid-19 de la OMS o la iniciativa C-TAP, la cual fomenta la contribución voluntaria de la propiedad intelectual, la tecnología y los datos para apoyar el intercambio global y la ampliación de la fabricación de productos médicos para Covid-19. Las licencias voluntarias, incluso en los lugares en donde existen, están rodeadas de confidencialidad. Sus términos y condiciones no son transparentes. Su alcance se limita a cantidades específicas o a un subconjunto limitado de países, lo que fomenta el nacionalismo en lugar de una verdadera colaboración internacional.

¿Por qué es necesario ir más allá de las iniciativas de cooperación global existentes?

          Las iniciativas de cooperación global como el Mecanismo COVAX y el ACT-Accelerator son inadecuadas para satisfacer las necesidades globales masivas de 7,800 millones de personas. La iniciativa ACT-A tiene como objetivo adquirir 2,000 millones de dosis de vacunas para fines del próximo año y distribuirlas de manera uniforme en todo el mundo. Sin embargo, con un régimen de dos dosis, esto solo cubrirá 1,000 millones de personas. Eso significa que incluso si la iniciativa ACT-A está totalmente financiada y es exitosa, lo cual no es el caso por el momento, no habría suficientes vacunas para la mayoría de la población mundial.

Experiencia pasadas

          Durante los primeros meses de la pandemia actual, hemos visto que las personas que tenían acceso a máscaras, EPP, desinfectantes, alcohol, guantes y otros artículos esenciales de Covid-19 vaciaron los estantes sin pensar en los demás, incluso aunque no hayan tenido la necesidad inmediata de comprar estos productos. No debería ocurrir lo mismo con las vacunas. Finalmente, el mundo pudo aumentar la fabricación de aquellos productos esenciales para contrarrestar el Covid-19, ya que no había barreras de Propiedad Intelectual que lo impidieran. En la actualidad, necesitamos la misma condición en términos de Derechos de Propiedad Intelectual y conocimientos técnicos para ampliar la fabricación de vacunas y tratamientos, lo cual lamentablemente, no ha sido posible, por lo que es necesaria la exoneración de los DPI. La pandemia es un evento extraordinario que se produce una vez en la vida y ha movilizado la colaboración de múltiples partes interesadas. Son los conocimientos y las habilidades de los científicos, investigadores, expertos en salud pública y universidades los que han permitido la colaboración entre países y el enorme financiamiento público que ha facilitado el desarrollo de vacunas en un tiempo récord, ¡y no gracias a la Propiedad Intelectual!

El camino a seguir

          La Propuesta de Exoneración de los ADPIC es una respuesta específica y necesaria a la excepcional emergencia de salud pública que enfrenta el mundo en la actualidad. Esta exoneración se ajusta perfectamente a las disposiciones del Artículo IX del Acuerdo de Marrakech establecido por la OMC. Esta propuesta puede ayudar a garantizar que no se pierdan vidas humanas por falta de un acceso oportuno y asequible a las vacunas. La adopción de la exoneración también restablecerá la credibilidad de la OMC y demostrará que el sistema multilateral de comercio sigue siendo efectivo y puede brindar resultados en tiempos de crisis. Ha llegado el momento de que los miembros de la OMC actúen y adopten la exoneración para salvar vidas y ayudar a que la economía vuelva rápidamente a la senda de la reactivación. Si bien el lograr que las vacunas se desarrollaran fue un gran esfuerzo científico, hacerlas accesibles y asequibles será otro gran reto para la humanidad. La historia debe recordarnos con la calificación de "AAA", es decir, por la disponibilidad, accesibilidad y asequibilidad de las vacunas y tratamientos Covid-19, y no con una sola "A", solo para la disponibilidad. Es lo mínimo que merecen nuestras generaciones futuras.

***

Fecha: 28 de diciembre de 2020